Ni Soñar, ni imaginar

339

Algunos nos embarcamos en viajes que nos llevan a trascender nuestra propia identidad, diseño, programa y limitaciones.

Y en ese viaje, que creemos que no tiene rumbo, nos movemos muchas veces a tientas, ciegos, otras nos sentimos apasionados, y a veces hasta pisando la locura, llevados por un impulso que no sabemos de donde viene, un llamado, un latido que suena a lo lejos y bien profundo.

Este llamado es la resonancia, esa frecuencia del inconciente, porque nuestro conciente es muy lento y es esta resonancia que nos da el coraje de   ir más allá de nuestro ser separado, y poder participar del proceso de la vida , pero no desde la identidad, sino en  un rol en conexión con el dueño de la existencia que no es este diseño o creación.

Pero trascender no es mejorar mi experiencia, no es hacer algo para que en el futuro me vaya mejor o cambie algo en mi presente. No significa “trabajar” el pasado con todo lo que conocemos como la meditación, las terapias de todo tipo para poder soltarme del pasado que me tiene atrapado.

 

Me doy cuenta que no se trata sólo de evolucionar, que es en la línea del tiempo, tener mejores cualidades que en el pasado. Venimos evolucionando como universo desde hace 14 billones de años. Y?

Se trata de mutar, es decir de hacer saltos cuánticos, de la misma manera que lo hacen los electrones que nos componen, saltan de una órbita a otra y mutan se transforman. Lo mismo tengo que hacer, saltar fuera del tiempo estando al mismo tiempo dentro del tiempo. Salto fuera del tiempo para tomar posibilidades totalmente nuevas de experiencia, potenciales jamás soñados o imaginados y los bajo a esta experiencia o plano.

Si puedo imaginar o soñar estas posibilidades estoy evolucionando, o no, pero dentro de un diseño, y las respuestas nunca las tiene la identidad o el diseño porque no es el dueño de la existencia. Y me quedo atrapado en una linealidad del tiempo, en donde no hay más tiempo.

Permitirme la incertidumbre, no contestarme con las respuestas que tengo  como humanidad con este diseño, y soltarlas a una mayor velocidad para tocar estas posibilidades inimaginables ni soñadas que tiene el dueño de la existencia o la nada. Y mutaré sin pesar mío y tal vez a pesar de ustedes porque salgo de lo “conocido”, “aprobado”, “deseado”.

Hasta Pronto

Dolores

Un comentario en “Ni Soñar, ni imaginar

  1. Es increíble como podemos encontrar tanta belleza en un texto aparentemente tan amargo. Sin embargo he logrado identificarme en lo que has escrito y me recuerda a una de mis entradas “We are arrows – somos flechas”

    Quizás pases a leerme, cambies de idea y te atrevas a “Soñar conmigo”😉

    Felicidades por tu escrito, me encantó

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s