Acceder a lo inimaginable.

 

wanaka-tree-ngpc2015_92242_990x742.jpg

Cada era en la historia usa sus metáforas favoritas con las que en su imaginación concibe la naturaleza básica del universo. Estas metáforas corporalizan un logro artístico o tecnológico de esa era.

Así, para Galileo el universo era como un libro, representando la importancia de la impresión, publicación y diseminación de los avances científicos. Para los Griegos el cosmos era como una composición musical, para Isaac Newton era como un reloj que sus agujas se movían en un  tiempo absoluto e invariable, ese mismo  tiempo que Einstein muestra más tarde como ilusorio. Hoy el cosmos se lo asemeja a una  computadora de última generación en la que corre un misterioso sistema operativo.
Gardner James.

Veo que todo se basa en la imaginación, y todo queda dentro de lo que me puedo imaginar. Se amplía mi experiencia y se amplia mi imaginación y mis sueños.
Siempre nos han dicho que persigamos nuestros sueños.
Hoy, un cambio de paradigma nos exige otra cosa, un salto. Un salto que se encuentra más allá de la imaginación. Un salto en la no linealidad, en el inconciente, en lo que está más allá de lo conocido, más allá de la personalidad.
Creo, que seguir soñando dentro de nuestros sueños nos movemos en rango de polaridades. Qué es eso?  de infeliz sueño a ser  feliz, de ser feliz sueño con ser más feliz todavía, en la guerra sueño con la paz, sueño de no tener a tener y de tener a tener más… Siempre este rango me encuentra en un presente, que viene informado por un pasado, al que quiero cambiar. Sueño con un mañana diferente al de hoy. Pero diferente como mejor o en contraposición a algo de hoy.
Que pasaría si descarto mis sueños? ,ya sean mis mejores sueños en mi particularidad así como mis mejores sueños en la globalidad. Me abstengo de soñar mi felicidad y la felicidad mundial, la paz planetaria?.
Estoy convencida que estarían a disposición posibilidades hasta ahora nunca “imaginadas o soñadas”. Estaríamos accediendo a potenciales que hoy no existen todavía ni en el inconciente ni el conciente de la humanidad.  Sino que se encontrarían en el inconciente de nuestro origen.
RaRo no? No tanto, es ir haciendo un poco de gimnasia cerebral para ir expandiendo este receptor, cerebro, entumecido entre tantos tic tacs, creencias y valores. Este receptor atrapado dentro de un diseño de identidad que caduca, que empieza a oler mal.

Este cerebro nuestro, en los tiempos que hoy corren en el cierre de la apertura temporal, tiene que  hacer un verdadero cambio de paradigma, es decir, conectar con posibilidades inexistentes en el campo de la experiencia nuestra. No las posibilidades de hacer mejor las cosas, de ser más amables, más buenos, más felices, porque eso es un vai ven energético entre polaridades  de nunca acabar y que ya nos aburre. Nos encontramos con “la misma sopa” en el plato.

Se trata de que nuestro origen amplíe su conciencia y al hacerlo amplíe la nuestra  poniendo  potenciales inimaginables a nuestra disposición. Potenciales, posibilidades inimaginables? Si. Cuáles son? Ojalá te lo pudiera decir pero son inimaginables. Un nueva humanidad?
Proceso de apertura del receptor o cerebro a lo inimaginable, para eso necesito soltar mis mejores sueños  y deseos que no hacen más que ser un obstáculo y una limitación a lo realmente nuevo.
Hasta Pronto
Dolores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s