Más sobre respuestas.

14333-R3L8T8D-1000-15

Siempre necesitamos las respuestas porque nos dan seguridad.

La famosa intolerancia a la incertidumbre, resistencia a la incertidumbre. Tema trabajado por culturas milenarias y modernas. 

No poder tolerar no tener la respuesta. La respuesta nos calma, nos da piso, y no importa que respuesta sea, mientras sea una respuesta.

La intolerancia a la incertidumbre nos hace buscar respuestas muy cercanas, muy lineales, muy de resolver el momento. Me quedo tranquila y no busco más, no pregunto más, pero estoy tranquila. Es un “tranquila” que me deja en el mismo lugar, lugares conocidos, que mi cerebro tiene el cableado para resolverlo porque lo tiene aprendido al camino neuronal después de tantos millones de años. 

Sostener la incertidumbre es mantenerse abierto, en ese espacio, en ese vacío, a que aparezcan cosas que ni entiendo porque  son mucho más veloces que lo que  mi cableado actual cerebral puede captar.  Por eso necesito sostener incertidumbre, mantener este espacio vacío para que algo que me trascienda y realmente me trascienda se “comunique” conmigo. Para que esa comunicación llegue necesito hacer un cableado nuevo en mi cerebro, hacer nuevas conexiones neuronales que comunican zonas desconocidas. Es como actualizar una computadora. Pero, no lo puedo hacer mientras me quede en las zonas conocidas, preguntándome siempre lo mismo: cuando? dónde? como? hasta cuando? porque? para calmar simplemente mi ansiedad del vértigo que me da “no saber”.

Hasta Pronto

Dolores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s