Suavizar el tono

Surreal-Sarolta-Ban-15

Todo empieza con el tono que uno usa. Por ejemplo: llego del trabajo y encuentro todo hecho un lío, y depende el tono que lo digo creo un conflicto o resentimiento en el otro, o tono de crítica.

La comunicación tiene 3 elementos:

  • contenido explícito que es lo objetivo: por ejemplo: las cosas tiradas en el suelo
  • El subtexto emocional: irritación, echar la culpa
  • Y el contenido implícito: por la naturaleza de la relación. Como soy tu madre estoy por encima y tengo razón. Y además me lo avala el rol de madre.

El 2 y 3 ítem nos da el tono. Y el tono es lo más importante en como va a resultar la interacción.

Como las relaciones son interacciones, la carga del tono va a tener grandes efectos.

Y esto es interesante porque la negatividad en el cerebro actúa como velcro y lo positivo como teflón. Según estudios de Gottman se sabe que se necesitan 5 interacciones positivas para reparar una sola negativa.

Por eso aprender a suavizar el tono es fundamental.

Como lo hacemos?

  1. Ser concientes del tono. No usar el tono negativo innecesariamente. Y cuando nos damos cuenta que lo usamos, hasta los más sutiles como la “miradita”, exasperación ver que es lo que ocurre cuales son los resultados. También ser concientes de los resultados cuando usamos tonos positivos o neutros.
  1. Ver los propósitos verdaderos de esa interacción. A veces, solo queremos mostrarle a la otra persona que está equivocada, o porque está equivocada. Dejarla al descubierto en errores. Y si se ha equivocado y hay algo que corregir, Fijarme si puedo encontrar lo que realmente ocurrió, hablando de una manera más empática o más práctica si se trata de resolver un problema. No acusando.
  2. Empezar la interacción dentro del marco de una buena voluntad, no que voy a comerle la yugular porque soy el jefe, su superior, o porque quiero mandar y controlar. No necesito la cooperación del otro para ir a la interacción centrado, con la mente clara, el corazón abierto. Puedo tomarme un tiempito en la comunicación con el otro antes de entrar en el tema.
  3. Ojo con el enojo. El enojo nos sirve para mostrarle al otro que algo me ha molestado peor también me puedo volver loco, reactivo. Y esto en el tono de la conversación pesa mucho. Expresar el enojo tiene impactos importantes que a veces no queremos. Usamos tonos muy reactivos que tienen un significado de amenaza. Disminuir la velocidad, hacer largas exhalaciones e r detrás del enojo. Elegir las palabras cuidadosamente e intentar sacar las emociones por debajo del enojo sin culpar al otro. Una cosa es decir: esta casa en un desastre, que haces todo el día? y otra es decir “cuando llego a casa me siento que nadie me espera cuando veo todo tirado” Recordar que tirarle el enojo al otro también nos afecta. Como dice Buda, enojarse con el otro es como tirarnos brazas calientes que nos queman a los dos.
  4. Tranquilizar el cuerpo. Relajar los ojos, garganta, corazón y esto suavizará el tono.
  5. No usar un lenguaje inflamado: exageraciones como siempre o nunca, o insultos, amenazas, patologías: pareces una loca, similitudes: te pareces a tu viejo. Que pasaría si nos viésemos en un video?
  6. Decir lo que necesitamos decir con un tono civilizado y razonable promueve la honestidad y el acercamiento entre las dos partes para llegar a un acuerdo.
  7. Nunca dejar de comunicarse.

Hasta Pronto

Dolores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s