Acerca de la Crítica

Wambui - Masked BeautiesEn todos los lugares en los que he estado, las críticas de las personas casi siempre tenían que ver con cosas superficiales y casi no merecían respuesta. Por ejemplo, el otro día me preguntaron por qué, si he encontrado esa realidad que digo haber descubierto, por qué siempre estoy cansado, no me siento bien. Como es natural, si uno viaja de India a América y de nuevo de América a la India, uno se cansa. No estoy enfermo; tengo tanta energía como cualquiera pero reservo mi energía a un propósito concreto. Si me dedicara a montar tiendas de campaña. no tendría energía para hablar, y por tanto, prefiero guardar mi energía para las charlas ya que esa es mi ‘profesión’. Personalmente, no me importa si hablo o no. Si están dispuestos a escuchar, entonces hablaré; si no lo están, entonces se acabó todo. Para mí, es lo mismo. Asímismo, en la India, la gente me pregunta por qué me afeito dos veces al día o una vez al día. Estas críticas disipan la energía. Lo que debería estar criticando todo el día, a través de su observación, es si realmente estoy viviendo esta realidad que digo haber alcanzando – si muestro esa perfección del ‘yo’ que digo haber logrado. Para hacerlo bien, tienen que comprender eso de lo que hablo. No lo digo para disipar las críticas, para comprender cualquier cosa, uno tiene que descubrir de lo que se trata. Del mismo modo, cuando se rebela contra cualquier cosa, tiene que tener claro contra qué se rebela. Antes de tratar con esta realidad, quiero que esto esté claro, por lo menos en sus mentes – tengo que lidiar con ello donde voy, pero eso no me importa. Pero ustedes, que se vienen aquí cada año, tendrían que haber dejado este tipo de críticas. No deberían preguntarse por qué no vivo en una tienda, porque vivo en una cabaña o en un castillo. (Vivo en una cabaña, si quieren saberlo.) Por favor entiendan eso, porque para mí es muy serio. Preferiría que no acudieran a estos campamentos a que acudieran año tras año igual de superficiales. La crítica solo tiene valor cuando entrena la obervación para que en un momento dado, uno se pueda mirar a sí mismo. Solía criticar todo y todo el mundo; pero después de un tiempo, empecé a aplicarme estas críticas a mí mismo y ver si eso que criticaba de los demás estaba en mi corazón y mente. En el momento en que aplique esta luz de crítica hacia mí mismo, empecé a crecer, empecé a destruir lo que no era esencial. – Krishnamurti

Hasta Pronto

Dolores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s