Empezar a cambiar el mundo… 1. que es un bien social?

TvyamNb-BivtNwcoxtkc5xGBuGkIMh_nj4UJHQKuoXZQS0WlP3Htt_g1tNiuGjTlpqXZzm_WPSm-xg

Un buzo tratando de liberar una ballena a la que se le enrosco una red de pescadores.

 

Este 2014 se realizo  “La Cumbre del bien social internacional” en Nueva York.

Creo que da para muchísimas reflexiones,  empecemos.

Que es un bien social o un bien no exclusivo?

Para ver lo que es un bien social nos remontamos en la historia a Garret Hardin, en 1968. Después de años de estudios publicó su trabajo “ La tragedia de los Comunes”.

Describe en su trabajo una “teoría del problema económico o del juego de ganar” que se trata acerca de lo que ocurre cuando hay gente que comparte un recurso pero que están motivados por en interés propio o personal. El dice que lo que ocurre es una tragedia.

El tema en los 1960 era la superpoblación. Hardin decía que el planeta podía sostener una cantidad determinada de personas y por lo tanto  estaba en peligro por el aumento de la población. Y él se preguntaba si había mecanismos para controlar el crecimiento de la población o si nos dirigíamos a una tragedia inexorable debido a las tendencias de muchos que no podían detener el crecimiento de la población mundial.

Eran los 1960 y lo que Hardin quería enfatizar: “El problema de la población no tiene una solución técnica, sino que requiere de una extensión de la moralidad”. Lo que implicaba que la solución estaba en una extensión de la moralidad. Que no era técnico, es decir de tener más alimentos, o mejores transportes, o controlar la polución, o controlar los desperdicios, sino acerca de extender la moralidad como la solución. Infería que la gente debe cambiar para salir de las garras de este dilema.

Cuál era este dilema que el identificaba?

Hardin decía, como ejemplo, que si imaginamos una comunidad con una tierra de pasturas que comparten, esta comunidad tiene derechos de hacer pastar sus vacas. Cada uno viene con su vaca y basado en la noción de “Motivación Individual” de Adam Smith, cada individuo trae su vaca pero está motivado a traer otra vaca.

Si Juan ve que Pedro trae 3 vacas, entonces Juan se pregunta: no es lo mejor para mí obtener el máximos de estas pasturas y mejor si pongo más vacas que Pedro? (motivación individual). Juan vuelve con 4vacas, pero al mismo tiempo Pedro está mirando. Entonces, Pedro se hace la misma pregunta y lleva ahora 2 vacas más.

Probablemente a esta altura alguien les cuestione: “no son muchas vacas para estas pasturas?”

Lo que Hardin dice es que si estamos motivados por el interés individual vamos a llevar a esas pasturas cuantas vacas nos sean posibles. Esto, por supuesto, tendrá un resultado previsible, que será la destrucción de las pasturas que había sostenido a toda la comunidad. Y que mientras estemos motivados por el interés individual vamos a terminar trágicamente porque destruiremos la fuente por la cual estábamos compitiendo. La competencia de los recursos quedarían destruidos al menos que se regule el uso de esos recursos.

Hardin decía que esto requeriría cambios significativos en como comportarnos, en nuestras motivaciones o las regulaciones.

Para evitar esta tragedia, decía:

“Si asumimos que es correcto que el hombre controle su fecundidad individual para producir una población óptima del planeta. Si no lo asumimos como correcto necesitamos examinar nuestras libertades individuales para ver cuales son justificables.” En otras palabras estaba diciendo que tenemos que controlar cuantos chicos traemos al mundo, o para seguir con el ejemplo, cuantas vacas a la pastura.

El supone que la “motivación individual” nos lleva al desastre.

Obviamente que esto que plantea par ala población, hoy se puede extender a todos los temas que nos rodean: la pesca, (pescamos lo más que podemos debido a nuestro interés personal) destruyendo especies de peces, y mermando otras especies que son recursos.

O lo podemos ver en la destrucción de la atmósfera. Tiramos a la atmósfera tóxicos, para perseguir intereses propios, y destruimos la misma fuente que nos mantiene vivos.

Esto es lo que Hardin llama una tragedia.

William Foster Loys, en el Siglo XVIII dice: “ La esencia de la tragedia no es la infelicidad, sino que reside en la solemnidad de las cosas que siguen trabajando sin remordimiento”

Si lo llevamos a los temas de hoy en día se aplica al cambio climático. Sabemos que ocurre pero no hay opción a cambiarlo. Porque si decido hacer los cabios necesarios en mi país, otro país sigue ensuciando la atmósfera y obteniendo beneficios de esas industrias. Y los países en vías de desarrollo les dicen a los países más desarrollados: “ustedes estuvieron ensuciando al atmósfera durante siglos y beneficiándose de eso, y porque ahora nos quieren controlar a nosotros que no ensuciemos la atmósfera y no nos beneficiemos?”

Nadie quiere ser el tonto en dejar de beneficiarse para preservar la atmósfera si todos los demás la están ensuciando de todas maneras.

Esto es cuando Loys se refiere al “incesante trabajo de las cosas que destruyen las mismas fuentes que estamos tratando de explotar”.

 

Hasta Pronto

Dolores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s